Medicina Para la Depresion

La depresión es una de las enfermedades más comunes hoy en nuestros dias y se refleja en la incapacidad para realizar actividades cotidianas como lo son: comer, dormir, trabajar y aquellas que nos causan placer. Algunas apreciaciones señalan que los indices que alcanza es de aproximadamente 340 millones de personas en todo el mundo.

Se ha demostrado que son varias las causales que la provocan, pero generalmente es la combinación de trastornos de origen genético, psicológico y emocional, en la que no se respeta la edad y que atañe de igual forma a ambos sexos.

Se puede caracterizar principalmente en tres tipos. La denominada depresión severa, con alcances patológicos de altas afecciones.

La llamada distimia que contiene una pesada carga afectiva con síntomas como baja autoestima, la manifestación de estados anímicos melancólicos, de profunda tristeza y apesadumbramiento.

Y el trastorno bipolar que se caracteriza por cambios cíclicos en el estado de ánimo con variantes de fases de ánimo elevado o eufórico, a fases de
ánimo bajo y que se presentan de una manera gradual o con cambios inmediatos y dramáticos.

Se ha desarrollado una basta producción de medicamentos antidepresivos para menguar los síntomas que ésta enfermedad produce. Estos fármacos son sustancias químicas, producidas en laboratorios y que asemejan las mismas sustancias que producimos naturalmente en nuestro organismo. Su función principal es controlar el sistema nervioso y aminorar la carga emocional que afecta a los que la padecen.

Si comprendemos que la depresión esta intrínsecamente vinculada a una fuerte carga emocional, es alli donde podríamos encontrar la clave para aliviar esta enfermedad.

Nuestra vida esta basada en cambios físicos, que notamos con el paso de tiempo; cambios psicológicos que se representan en nuestra manera de pensar y cambios emocionales que afectan nuestro estado anímico. Pero todas son parte de un todo, el trabajar con nuestras cargas emocionales es tan importante como trabajar con las demás.

Todo lo que existe a nuestro alrededor posee una carga positiva, negativa o neutral y tenemos el poder de elegir la carga que deseamos aplicar a nuestras emociones.

Muchas veces puede ser cuestión de tomar una decisión.

Si deseamos vivir en la tristeza, probablemente encontraremos no una, sino mil razones para alimentarla, la podremos nutrir como a un bebe hasta hacerla crónica, lo que es importante comprender es que lo mismo ocurre con la felicidad, si la alimentamos con el mayor cuidado, podemos correr el riesgo de ser dichosos.

Vivimos en un hoy, en el que se nos presentan las mismas opciones que a todos, pero algunos deciden ser felices.

Tomar la decisión de elegir cambiar, de liberar emociones negativas y buscar las herramientas para lograrlo depende de ti.

Fuimos creados para elegir y ser felices, para sanar y ser curados, para crecer en perfecta armonia con todo lo que nos rodea, sin necesidad de panaceas. Somos la enfermedad y la cura. La salud habita en nosotros.

El código de la emoción es un antídoto para desbloquear emociones atrapadas y dar un causal positivo a todo aquello que quedo almacenado y que continuamos alimentando.

Hoy podemos convertirnos en lo que deseamos y crear lo que soñamos. Empecemos por liberarnos de nuestras ataduras y confiemos en nosotros mismos, reconociendo aquello que disfrutamos, nos hace ser felices y que nos enriquece y reprogramando nuestra vida sobre fundamentos positivos.

Por Claudia Esponda

El Codigo De La Emocion en Barcelona October 12, 2013!

Conéctese con nosotros en Facebook

2018-11-12T12:16:23-06:00agosto 20th, 2013|Articulos|0 Comentario

Dejar Comentario