He tenido eczemas desde que tengo uso de razón, primero en los pies de niña y después en los brazos y las manos. En los últimos tres años había seguido aumentando hasta el punto de que mis manos eran inutilizables. Las cremas y lociones de los médicos nunca habían funcionado, así que me pasé a los zumos y a todos los suplementos conocidos por la humanidad.

Nos encanta Dr. Brad y su trabajo en nuestra casa, pero no estaba lo suficientemente segura de mi propia capacidad para hacer pruebas musculares, ¡así que me puse en contacto con Connie Barton a través de sesiones por correo electrónico! Noté una leve disminución de los síntomas después de las primeras sesiones, pero nada para entusiasmarse. Pero a medida que pasaban los días y llegué a la semana, ¡mis síntomas habían disminuido al menos un 70%!

Asombrada, continué con las sesiones y una recomendación de solución MMS, ¡y por primera vez en mi vida en este planeta estoy libre de síntomas! Y desde hace meses. Como cualquier madre entusiasmada, ¡hice cola con dos de mis cuatro hijos y mi marido y empecé las sesiones para ellos!

El siguiente fue mi hijo de doce años. Tenía un TDA grave, ansiedad social, se orinaba en la cama y muchos traumas de un sistema escolar implacable. Saqué a mis hijos del sistema escolar (hace casi dos años), ¡pero él todavía parecía casi deprimido! Nos dimos cuenta de inmediato cuando Connie le ayudó a liberar las emociones atrapadas de Miedo y Temor una y otra vez, que estaba más y más dispuesto a exponerse - aunque sólo fuera un poco. ¡Y a ofrecerse él mismo!

A medida que continuábamos con sus sesiones, nos dimos cuenta de que dejó de mojar la cama y empezó a despertarse solo. Seguía habiendo algún accidente esporádico, pero -madre mía- después de mojar la cama todas las noches, ¡ahora sólo lo hacía dos veces en un mes! Ni siquiera se daba cuenta: ¡pensaba que su padre seguía levantándole en mitad de la noche!

Lo más importante fue que ¡volvió la luz a sus ojos! Se reía más. MUCHO más. Fue como verle despertar, o conectarse, o simplemente empezar a vivir de nuevo de una forma que no habíamos visto en mucho tiempo.

¡Tan agradecidos! ¡Con amor desde Terranova y nuestra familia!

- Susan (Terranova, Canadá)